Nerf, la batalla continúa

Nerf, la batalla continúa

 

El pasado sábado día 15 de octubre los socios de 5º y 6º tuvimos una espectacular guerra de pistolas Nerf. El plan comenzó con los de 5º a las 13.30 en Mizar y nos fuimos a comer unas hamburguesas de muerte en el Burger King. Ya cargados de proteínas jugamos un infectado en el parque del Retiro mientras esperábamos a nuestros contrincantes de 6º. Sobre las 18.30 dio comienzo la batalla en la que jugamos a dos juegos: el de policías vs ladrones y una batalla con barricadas en la sala grande. Fueron unas batallas muy igualadas y el marcador acabó con un merecido empate 2-2.

 

Batalla Nerf 5º vs 6º

Campamento Padres e Hijos

Campamento Padres e Hijos

El pasado fin de semana tuvimos el campamento padres-hijos en Meco. Llegamos a Meco a la una, dejamos nuestras maletas en las habitaciones y nos fuimos a comer. Después del café con los padres organizamos un magnífico ceporrete de preguntas donde el equipo «Mizáticos» demostró su sabiduría al ganar por 5 puntos a sus rivales. Por la tarde tuvimos el juego de «La Oca Loca» donde todos, tanto padres como hijos, corrieron para conseguir ganar. Otra vez se volvió a imponer el equipo «Mizáticos». Después, los pequeños hicieron un poco de deporte hasta la noche. Tras la cena, jugamos al juego de los Tres Duendes, donde la oscuridad no fue el mayor peligro, ya que el Nazgul, una extraña criatura que solo sabe correr, merodeaba cerca.

El domingo por la mañana jugamos un clásico partido de fútbol padres vs hijos que terminó con un apretado 10-9. A esta gran experiencia le pusimos la guinda con la comida familiar en la que disfrutamos de una magnífica paella y una increíble fideua preparadas por los padres del club. El plan acabó con el concurso de postres «La mamá más dulce» en la que la familia Puertas y su «Muerte por chocolate» se hicieron con el primer galardón. Mientras tanto, los niños hicieron una presa en el río que tuvo entretenido a Fernando.

Campamento Padres-Hijos

Una aventura en las alturas

Una aventura en las alturas

El pasado sábado día 17 de septiembre fue un día fantástico. La salida hacia la excursión fue sobre las 12:00 desde Mizar. Salimos todos con muchas ganas de llegar a nuestro destino: el parque «De Pino a Pino» de Navacerrada.

Tras una hora y cuarto llegamos a nuestro destino y decidimos antes de entrar en el parque, tomar fuerzas comiendo en un merendero. Tras la comida y para hacer un poco la digestión, jugamos un poco al frisbee y andamos un rato por los bosques que había cerca del parque. Después, entramos ya en el «De Pino a Pino» y nos pusimos los arneses, para recibir la explicación de como usarlos. Tras hacer todos un circuito de iniciación, cada uno se fue a hacer los circuitos que quiso: Explorador o Aventurero. Los más mayores se atrevieron con el «Aventurero»  y junto a Chema pudieron disfrutarlo y pasar algunos momentos de tensión. Uno de esos momentos fue cuando Rodrigo se «comió» un cable y se quedo colgando en un ejercicio. Los pequeños se fueron con Edu a hacer el «Explorador» que aunque fue un poco más fácil, sirvió para que Jaime pudiese demostrar lo bien que se le dan las tirolinas y Carlos superase un poco su miedo a las alturas.

Después de la excursión nos volvimos todos cansados pero felices a Mizar para acabar el plan con unas partidas de Basket en la sala grande.

De Pino a Pino

Batalla naval en el Parque Europa

Batalla naval en el Parque Europa

Quedamos en Mizar a las 12:00 cargados de fuerzas para disfrutar de una increíble excursión. Llegamos al Parque Europa y pudimos disfrutar de una magnífica batalla sobre las barcas además de hacer carreras. Fueron unas batallas inolvidables en las que la mayoría nos empapamos, especialmente Jaime. Más tarde comimos en un merendero y jugamos un partido de Ultimate Frisbee, ese deporte que se esta poniendo tan de moda en Mizar. Por último jugamos un «infectado» en una zona de toboganes y volvimos todos a Mizar cansados pero deseando volver a repetir el plan.

 

Barcas Parque Europa

Viaje a Cracovia. Cuaderno de bitácora de la JMJ

Viaje a Cracovia. Cuaderno de bitácora de la JMJ

 

IMG-20160804-WA011525 de julio (Madrid-Verona)
Salimos de Madrid sobre las 10:30 de la mañana cargados de ilusión y con la pilas a tope para disfrutar al máximo de la JMJ. Por delante nos esperaban unas largas horas de autobús. Hicimos una breve parada para comer cerca de Zaragoza, otra parada para merendar en Barcelona y, por último, paramos a cenar en una estación de servicio en Francia. Después de esta parada nos quedaba toda la noche de viaje hasta llegar por la mañana a Verona. En menos de 24 horas íbamos a cruzar dos fronteras a bordo del bus.

26 de julio (Verona-Liubliana)
Sobre las 10 de la mañana llegamos a Verona, en cuya catedral asistimos a Misa. Posteriormente visitamos la ciudad. Comimos unas magníficas pizzas en un restaurante por un módico precio. Después nos volvimos a subir al autobús e hicimos otras 5 horas hasta llegar a Liubliana (Eslovenia) donde llegamos sobre las 8 de la tarde, a una residencia de estudiantes en la cual dormimos.

IMG-20160804-WA0100

27 de julio (Liubliana-Viena)
Tras pasar una magnifica noche en la residencia tuvimos Misa en la catedral de Liubliana. Aprovechamos el resto de la mañana para visitar la ciudad y comimos en un Lizarrán que encontramos para nuestra sorpresa. Por la tarde nos volvimos a subir al autobús para llegar a Viena.

IMG-20160804-WA0066

28 de julio (Viena-Cracovia)
Pasamos todo el día visitando la ciudad. La verdad es que la mayoría de los de Mizar estábamos ya bastante cansados porque en todas las ciudades que habíamos visitado habíamos andado más de la cuenta. Visitamos todos los monumentos y por la tarde nos subimos al autobús para llegar, por fin, sobre las 12 de la noche, al sitio donde dormiríamos en Cracovia.

IMG-20160804-WA0095
29 de julio (Cracovia)
Nos levantamos a las 7:30 tras haber dormido poco y algo mal en un campo de fútbol 11. Para colmo, ducharse fue misión imposible. Después de haber cruzado Europa en autobús no amanecimos con buen pie en nuestro destino. Pero tras la Misa, esta vez con un montón de gente de otros países, repusimos fuerzas con un desayuno tradicional polaco a base de carne, huevos, pasta, yogur y muchas cosas más. Ese día lo dedicamos a visitar Cracovia, donde pudimos disfrutar del ambiente de la JMJ. Comimos unos sándwiches que nos proporcionó la organización y después tuvimos una tertulia con el Prelado del Opus Dei, don Javier Echeverría. Tras la tertulia, pudimos estar a 10 metros del Papa al que nos encontramos en coche cuando nos dirigíamos al Santuario de la Divina Misericordia. Al llegar al Santuario, tras andar durante más de 45 minutos, descubrimos que estaba cerrado. Una vez más habíamos andado más de la cuenta. Fuimos después al Via Crucis pero fue imposible entrar debido a la cantidad de gente. Acabamos el día cenando en un restaurante y volvimos hasta nuestro campamento en tranvía.

IMG-20160804-WA0083

30 de julio (Campus de la Misericordia)
Tras pasar nuestra segunda y última noche en el campo de fútbol tuvimos la Misa como el día anterior. Recogimos las maletas y nos subimos al autobús en dirección al Campus de la Misericordia donde sería la vigilia con el Papa. El autobús nos dejo a unas 4 horas del Campus y anduvimos 14 km. El recibimiento de la gente fue increíble: por el camino nos ofrecían agua, comida, chuches… Tras llegar al Campus de la Misericordia algunos nos situamos en nuestra zona y cogimos la mayor superficie posible puesto que no habíamos llegado todos. Ya por la tarde-noche tuvimos la vigilia con el Papa. Todos quedamos muy impresionados de la fuerza de las palabras del Papa y cómo nos animaba a salir de nuestras casas y hacer apostolado, salir de nuestra zona de confort. Tras la vigilia, cenamos y algunos fueron a dormir mientras otros se quedaban jugando a las cartas o se iban a dar un paseo.
31 de julio (Campus de la Misericordia-Brno)
Un sonido por los altavoces nos despertó a todos a las 6 de la mañana. Algunos no entendíamos por qué nos habían despertado a esa hora si la Misa con el Papa era a las 10. Pero bueno, ya que nos habían despertado nos levantamos. Tras tener la Misa con el Papa, donde nos volvió a hablar de no ser cristianos de “sofá”, abandonamos el recinto lo más rápido posible para no acabar en un embudo. Tuvimos suerte, ya que justo al llegar al autobús, tras andar otras 2 horas, empezó a llover. Comimos de bolsas y nos pusimos de camino a Brno. Llegamos por la noche y disfrutamos de un precioso hotel y una agradable cena.

IMG-20160804-WA0122

1 de agosto (Brno-Praga)
Después de pasar la noche en Brno pusimos dirección a Praga donde tuvimos la Misa y pasamos el resto del día visitando la ciudad. Esa noche dormimos en el autobús otra vez, aunque esta vez dormimos mucho mejor que a la ida. Algo bueno tenía que tener el cansancio acumulado.

IMG-20160804-WA0043
2 de agosto (Lyon-Gerona)
Tras la noche en autobús paramos en Lyon para tener la Misa y nos volvimos a subir al autobús hasta llegar a Gerona por la noche. En Gerona nos esperaba una espectacular cena de pizzas y hamburguesas. También había un montón de refrescos. Esa noche dormimos en el colegio Bel·lloc.

3 de agosto (Gerona-Madrid)
Tras pasar la noche en Gerona tuvimos una Misa en el oratorio del colegio y nos fuimos en dirección a Madrid. Comimos en un Centro Comercial a la altura de Zaragoza y llegamos a Madrid sobre las 7. Acabaron así unos días espectaculares, llenos de risas e ilusión… pero muy cansados.

Cumpleaños y cena de padres con las familias de 4º de Primaria

Cumpleaños y cena de padres con las familias de 4º de Primaria

El sábado celebramos por todo lo alto a Manu Hernandez Ros, Bosco Pardo y Jorge Pretel.

Todo empezó con la llegada de los chavales al club a las 17:30 horas. Tal era la emoción que muchos vinieron con bastante antelación. Tras dar la bienvenida a todos los chavales de 4ºB nos fuimos andando al colegio donde íbamos a celebrar el cumpleaños con el novedoso deporte del Bubble Soccer. (pincha para ver la entrada)

Tras una hora y media de juego intenso nos volvimos a Mizar para acabar la celebración con una merienda preparada con mucho esmero por las madres. No pudo faltar la tarta con las velas y el “cumpleaños feliz”.

Después de que los chavales diesen buena cuenta de la merienda, continuamos el plan aunque a partir de este momento sólo con los padres. Tras dejar a los hijos viendo una película en una de las salas del club y muy bien atendidos por dos preceptores, padres y madres se subieron a la sala de estar de Mizar para terminar el intenso día con una cena sencilla pero agradable cena. Todos los matrimonios aportaron a la agradable velada trayendo cada uno algo de comida y refrescos.

Dado el éxito de la cena no dudamos que lo volvamos a repetir en no mucho tiempo con otros cursos del club.

Añadimos alguna foto.

 

 

X