El fin de semana del 28 al 30 de Noviembre, los chavales de 1º ESO nos fuimos a Ávila, a la casa de los Martín Durán en el pueblo de Cebreros.

Se trató de un plan con un número reducido de asistentes, haciéndolo más manejable, flexible y divertido para todos. En total fuimos siete personas.

Después de jugar su partido de liga el sábado por la mañana, quedamos a las 13:00 horas en Mizar. Después de dar alguna vuelta que otra de camino a Cebreros conseguimos llegar a nuestro destino. Lo primero que hicimos fue instalarnos y coger fuerzas con una buena comida.

hdr

Por la tarde, aprovechamos para jugar a Los Lobos, juego de cartas que despertó mucho interés entre todos los asistentes y en donde pudimos descubrir quiénes tienen las mejores habilidades para el juego. También cocinamos en el fuego de la casa unas ricas castañas que los Martín Durán nos habían dejado en la casa. Después de dar una vuelta por el pueblo, cenamos y vimos “Bienvenidos al norte”, película cómica muy entretenida,  con unas palomitas y un buen fuego.

El domingo comenzó con un buen desayuno que incluía desde tostadas hasta salchichas, pasando por bollería y cereales. Después de ir a misa a la Iglesia del pueblo, estuvimos  probando el quat de Gonzalo. Por la tarde, después de dejar la casa bien limpia y recogida nos pusimos de camino de vuelta a Madrid para estar puntuales en Mizar.

hdr

Este plan no hubiese sido posible sin la generosidad de Fernando y Carmen, que nos dejaron con mucha generosidad su casa. También agradecemos a los Fraga que nos dejaron su coche para el viaje.

 

Share This