Este último sábado hicimos uno de esos planes especiales con los chavales de 1º ESO. Desde luego, no fue un plan típico. El objetivo fue dar comienzo a una de esas ideas locas que teníamos: hacer el Bosque de Mizar.

El plan comenzó como continuación del partido de fútbol de liga del equipo Los Olmos-Mizar, que, por cierto, se sentenció con la primera victoria, aunque no última, de lo que llevamos de curso.

Tras una agradable comida en el club, nos dispusimos a salir junto con los de 2º ESO a Arganda del Rey, a unos 15 minutos de Madrid, equipados con pequeños árboles (pinos, acebos y alcornoques) que compramos en el Leroy de Rivas. Una vez llegamos al sitio escogido, sacamos el material necesario para que cada chaval pudiese plantar su propio árbol. Aunque pudimos apreciar diferentes formas de llevar a cabo este proceso, no faltó en ningún caso una gran ilusión, entusiasmo y esmero en que los respectivos árboles se plantasen de la mejor forma posible. De esta manera, estamos convencidos de que durarán largo tiempo. Esperemos que cada año salgan varios planes como este para seguir dando forma a nuestro bosque.

Después de esta divertida tarea, volvimos a Mizar para estar, como de costumbre, puntuales a las 20:00 horas, y con la satisfacción de haber contribuido a mejorar el medio ambiente.

Share This