Así es. El sábado jugamos al baloncesto. -Pero… ¿Mizar? ¿Basket? -Efectivamente. ¡Y es que no todo en la vida es fútbol! Los de 1º de ESO aprendieron las reglas básicas de juego, la técnica del pase y el tiro. Todavía quedan petit-suisses por delante para llegar al aro, pero que nadie diga que no se intentó.

Al comienzo del plan el cielo se cubrió y nos regaló un chapuzón formidable. Pero fue llegar a la pista de Tajamar y salió un sol que quemaba. Ya en el campo Luisma, exentrenador de basket, enseñó a los chicos las reglas. Partimos el tiempo entre el aprendizaje de este deporte y un partido 4×4.

Nada de minibasket, la canasta estaba bien alta. Harían falta tres de nuestros Pablos uno encima de otro para alcanzar el aro. En el asfalto vallecano hubo garra, pases increíbles y tiros desde lejos. Esperamos una segunda edición pronto para pulir el movimiento de muñeca y estar a punto para batir a los rivales también en la cancha de basket.

Share This